¿Puede ser el amor un elemento de subversión? ¿Puede el amor, hoy en día, ser una herramienta a través de la cual rebelarse a todo? ¿Podemos separar nuestra identidad de la concepción romántica y amorosa que nos atraviesa?

En 1984, Gayle Rubin escribió “ha llegado el momento de pensar sobre el sexo”. Treinta años después, todo parece indicar que ha llegado el momento de pensar sobre el amor, sobre el amor entregado, el recibido, el idealizado, el no correspondido…

Pero para pensar sobre el amor hay que seguir afrontando el pánico que sentimos cada vez que algo amenaza al amor, lo cual es una buena pista para comprender su importancia política.

Pareciera que el amor es una fuerza, una idea o un sentimiento incuestionable. ¿Quién puede estar contra del amor, verdad?

Sin embargo, algunos podrían argumentar que es justamente a través del amor -o de unas ciertas maneras de vivir el amor-, que se perpetúa un sistema de desigualdades y, en última instancia, de infelicidades.

En el próximo encuentro de Santa Herejía, cuestionaremos el pensamiento amoroso romántico occidental y sus implicaciones emocionales, sociales, políticas y económicas.

El martes 30 de abril, te esperamos en La Rubia Teatre (Carrer de Fernandina 29, Barcelona) para deconstruirte un poquito 😉.

 

 

Entrada: 5 euros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: